El Covid-19 acelera los cambios en el mercado laboral

En cinco años, el trabajo entre personas y máquinas se dividirá en partes iguales. La aceleración de los cambios en el mercado laboral es, definitivamente, uno de los efectos colaterales más relevantes del Covid-19.

En 2025, el pensamiento analítico, la creatividad y la flexibilidad serán las principales habilidades necesarias para el trabajo, y la inteligencia de datos y artificial, la creación de contenido y la computación en la nube, las principales profesiones emergentes.

El “reinicio laboral”
El informe, que fue presentado esta semana durante la “Cumbre para el Reinicio Laboral”, organizada por el WEF, destaca, entre otras cosas, que el fenómeno hará que el pensamiento analítico, la creatividad y la flexibilidad figuren al tope de las habilidades necesarias, y señala que la inteligencia de datos y artificial, la creación de contenido y la computación en la nube estarán entre las principales profesiones emergentes.

El estudio muestra que la fuerza laboral se está automatizando más rápido de lo esperado, y que por ese motivo se “desplazarán” 85 millones de empleos en todo el mundo en empresas medianas y grandes, de 15 industrias y 26 economías.

Digitalización
Más del 80% de los ejecutivos de empresas están acelerando los planes para digitalizar los procesos de trabajo e implementar nuevas tecnologías; y el 50% de los empleadores esperan acelerar la automatización de algunas funciones en sus empresas, destaca el informe del WEF.

El 43% de las empresas encuestadas indicó que están dispuestas a reducir su fuerza laboral debido a la integración de tecnología, el 41% tiene previsto ampliar el uso de contratistas para trabajos especializados y el 34% dijo que prevé ampliar su fuerza laboral debido a la integración tecnológica.

Competencias humanas
Todo indica que en el nuevo contexto -en el que personas y máquinas dividirán su trabajo en partes iguales- aumentará la demanda de las funciones que potencian las competencias humanas.

Las máquinas se centrarán principalmente en el tratamiento de información y datos, las tareas administrativas y los trabajos manuales rutinarios para los puestos de trabajo administrativos y productivos, describe el trabajo.

Por eso, precisamente, se habla de la “Revolución de las habilidades” en la que, las empresas más competitivas serán aquellas que recapaciten y mejoren las habilidades de los empleados actuales.

El futuro es hoy
“El Covid-19 aceleró la llegada del futuro del trabajo”, dijo Saadia Zahidi, directora gerente del WEF.

“La aceleración de la automatización y las consecuencias de la recesión causada por el Covid-19 acentuaron las desigualdades existentes en los mercados laborales y revirtieron los avances en el empleo logrados desde la crisis financiera mundial de 2007-2008. Es un doble escenario de dificultades que presenta otro obstáculo para los trabajadores en un momento tan complicado. La ventana de oportunidad para la gestión proactiva de este cambio se está cerrando rápidamente. Las empresas, los gobiernos y los trabajadores deben planificar la colaboración urgente para implementar una nueva visión de la fuerza laboral mundial”, declaró Zahidi.

El llamado a ese compromiso (y puesta en acción) es realmente urgente porque todo indica que las personas y comunidades más afectadas por estos cambios serán los que ya se consideran más desfavorecidos.

¿Más desigualdad?
De no haber esfuerzos proactivos, es probable que la desigualdad se vea agravada por el doble impacto de la tecnología y la recesión provocada por la pandemia.

En el caso de aquellos trabajadores que se mantengan en sus puestos de trabajo en los próximos cinco años, casi el 50 % necesitará realizar cursos para afianzar sus competencias básicas

A pesar de la recesión económica actual, la mayoría de los empresarios reconocen el valor del capacitar a los colaboradores.

Un promedio del 66 % de los empresarios encuestados esperan ver un rendimiento de la inversión en la mejora y actualización de las competencias de los empleados actuales en el plazo de un año. También esperan redistribuir con éxito el 46 % de los trabajadores dentro de su propia organización.

Según declaraciones de Zahidi: “En el futuro, presenciaremos cómo las empresas más competitivas son las que han invertido en capital humano: las habilidades y competencias de sus empleados”.

Readaptación
“La pandemia afectó de manera desproporcionada a millones de trabajadores poco calificados”, explicó Jeff Maggioncalda, CEO de Coursera.

“La recuperación debe incluir un esfuerzo coordinado de readaptación por parte de las instituciones para impartir una enseñanza accesible y pertinente para el trabajo que las personas puedan seguir desde cualquier lugar para reincorporarse a la población activa”, agregó.

De acuerdo con los datos que surgen de “El futuro de los empleos” (que va por su tercera edición), en la actualidad, sólo 21% de las empresas pueden hacer uso de los fondos públicos para programas de capacitación.

El sector público necesitará adoptar un enfoque basado en tres niveles para ayudar a los trabajadores. Eso incluye proporcionar redes de seguridad más sólidas para los trabajadores desplazados, mejorar los sistemas de educación y capacitación y crear incentivos para las inversiones en los mercados y empleos del futuro, señala el trabajo.

Nueva normalidad, nueva ocupación
Una de las tendencias detectadas en la investigación es el número creciente de personas que dan un giro a su rumbo profesional para desempeñar empleos completamente nuevos.

Según los datos de LinkedIn recopilados durante los últimos cinco años, alrededor del 50 % de los cambios profesionales hacia Datos e Inteligencia Artificial proceden de diferentes campos.

Esa cifra es mucho más elevada en funciones comerciales (75%), creación y producción de contenido, como administradores de redes sociales y redactores de contenido (72%) y en roles de ingeniería (67%).

Otra serie de datos relevados sirven para entender el impacto real del mundo online:

  • Se cuadruplicó el número de personas que buscan oportunidades de aprendizaje en línea por iniciativa propia.
  • Se quintuplicó el número de empresarios que ofrecen oportunidades de aprendizaje en línea a sus trabajadores.
  • Se multiplicó por 9 el número de matriculaciones de alumnos que acceden al aprendizaje en línea a través de programas gubernamentales.

Diferentes estrategias
Se detalla que los que ya trabajan están haciendo más hincapié en los cursos de desarrollo personal, mientras que los desempleados han puesto un mayor énfasis en el aprendizaje de competencias digitales como el análisis de datos, la informática y la tecnología de la información.

El objetivo de “El futuro de los empleos” es trazar un mapa sobre los puestos de trabajo y habilidades del futuro, teniendo en cuenta el ritmo de cambio y la dirección de los avances.

En esta edición, el foco central estuvo puesto sobre el impacto de la pandemia, contextualizado en el marco de una historia más dilatada de ciclos económicos y de las perspectivas previstas de adopción de tecnología, empleos y aptitudes en los próximos cinco años.

Proyección
El informe se elabora a partir de las proyecciones de altos dirigentes empresariales (normalmente los directores de recursos humanos y los directores de estrategia) que representan a casi 300 empresas mundiales, que en conjunto emplean a 8 millones de trabajadores, suma la experiencia cualitativa de una amplia gama de comunidades de ejecutivos y expertos del Foro.

Además, el trabajo incluye datos únicos de LinkedIn, Coursera, ADP y FutureFit.AI, que proporcionan nuevas métricas innovadoras para abordar uno de los temas cruciales de la actualidad.

Más allá de los datos y proyecciones, una de las cosas que queda en claro luego de leer el informe es que para intentar abordar con éxito la cuestión se hace necesario modificar el enfoque: lo que hasta ahora analizamos como el “futuro del trabajo” se volvió, definitivamente, “el presente del trabajo”.

  • info@sistemmas.com.ar
  • sistemmas@hotmail.com
Enviar consulta
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿En que podemos ayudarte?